Capilla de Candonga

Domo y techo de la Capilla de Candonga. Año 1935.
En Noviembre de 1935, la Dirección de Obras Públicas reproduce un detalle pormenorizado de las tareas a efectuar para enfrentar la recuperación de la Capilla, luego de la donación que Arturo Bouquet hiciera en 1934 al Estado Provincial de un terreno de una hectárea de su campo denominado "Estancia La Candonga" y de la Capilla incluída en el respectivo lote, en la Pedanía San Vicente del Departamento Colón.
Sierras Chicas. Córdoba, República Argentina.

(AGPC│Archivo de Gobierno de la Provincia de Córdoba)
Procesamiento de datos → Capillas y Templos│Ricardo Luis Muela / Aldo Campana, sobre la documentación del proceso administrativo que se inicia con la oferta de donación de las tierras y la Capilla al Estado Provincial que incluyese la restauración del antiguo e histórico edificio religioso.
http://www.capillasytemplos.com.ar/aguadeoro-candonga.htm

Nuestra Señora del Rosario de Candonga

La fecha de construcción no está determinada con precisión. Cuando DonJosé Moyano Oscariz compró las tierras en 1720, nada había. En la desaparecida campana que estaba en la espadaña había una leyenda que expresaba "Miguel Ramis Nuestra Señora del Rosario 1762". Dentro del lapso de estos 42 años se construyó esta Capilla.

Desde el punto de vista morfológico, existen formas arquitectónicas que reconocen antecedentes en obras de Potosí(fotos de la izquierda). El arco cobijo que preside el templo, recuerda al potosino San Lorenzo, no tanto por la iconografía del imafronte como por la protección que la prolongación de la nave hace sobre la entrada. La Iglesia de Belén en la Villa Imperial, es otro ejemplo.
En medio de la nave tiene una linterna por donde penetra la luz,  de igual modo que las existentes en los abovedados galpones de acuñación de la Casa de la Moneda de Potosí.
La capilla posee una sola nave, sin cúpula, en el frente que mira al naciente luce espadaña desde la base. Sacristía del lado de la epístola, y "habitación para los curas" del lado del evangelio.

La descripción que en 1973, hiciera el señor Emilio E. Buteler Riu, muy prolija y acertada,  nos induce a transcribirla. Según su parecer:  "Candonga, aunque similar en proporciones y esquema de planta a las demás capillas rurales del siglo XVIII construidas en nuestra provincia , se destaca por la integración de elementos estáticos y estéticos  que culmina en una candorosa composición arquitectónica con gran calidad de valores formales."

"El empleo de la bóveda de cañón corrido, con intersecciones de lunetos configura una modalidad constructiva de avanzada para este tipo de arquitectura rural de la época. El predominio tanto interno como externo de la línea curva , da continuidad de visualización  y por ende mayor equilibrio, armonía y unidad al conjunto. Su factura revela manos industriosas  y la espontaneidad no parece del todo iletrada, pues los indicios de un barroco ingenuo telurizado, nos hace suponer que sus proyectistas bien conocían fuentes originales del mismo (Vg. la linterna de la nave)".

"Penetrando en la capilla, su portada se guarece bajo el recinto que invade el atrio  y que forma el intradós de la bóveda prolongada al exterior. La puerta de acceso está flanqueada por dos pilastras semicirculares en cuyo entablamento discontinuo descansan, a modo de frontis, dos volutas que encierran en el centro una caladura en el muro, poco profunda, de forma ovalada. En la parte superior de aquella y al centro, existe un orificio en cuadrifolio que deja penetrar la luz a la nave. Todos estos elementos decorativos que hacen la ornamentación de la portada son de un diseño muy simple y de factura rústica".

La Restauración en la década de 1930

El 31 de julio de 1934 ingresa al Ministerio de Obras Públicas de la Provincia de Córdoba un documento que es recibido por el Oficial Mayor de Obras Públicas R. Ferrer Moratel de la Contaduría General de la Provincia; en el mismo, el Dr. Arturo Bouquet manifiesta su voluntad de donar "... el terreno marcado con las letras A, B, C, D, E, F, G, H, A, en el plano que adjunto ... y dentro de cuyo terreno se encuentra la histórica Capilla de Candonga". Continúa consignando que el terreno en cuestión tiene una superficie de "... una hectárea y 7147 metros cuadrados" aclarando que el mismo limita a oeste, norte y parte del sur con terrenos "... de mi propiedad y por el sud este con el camino público de Córdoba a La Cumbre". La intención del Dr. Bouquet era que "... el citado Gobierno tome a su cargo la citada Capilla y haga las obras necesarias para su restauración y ... si así lo creyera conveniente, sea declarada Monumento Histórico".

El 3 de agosto de 1934 la Contaduría General de la Provincia se expresa en consecuencia aduciendo algunos reparos a la forma de la presentación efectuada por el Dr. Bouquet.

Es así que la respuesta consigna que "... no es posible contemplar la conveniencia material, desde que es un bien que tiene solo un valor histórico. Entendemos, además, que el ofrecimiento entraña casi una obligación para el Gobierno, la de restaurar la Capilla y ... hacerla declarar Monumento Histórico; y el incumplimiento de ellos, acaso, pudiesen hacer reversible la donación". Continúa resaltando lo oneroso de la restauración, su conservación y cuidado posterior solo compensable con lo que "... significa poder exponer al turista y las generaciones venideras ... una auténtica obra de la civilización colonial". Concluye invitando al Dr. Bouquet a que rectifique el contenido de su donación de modo que la misma se haga "... sin reservas ni condición alguna". Así redactado el documento es elevado al Ministerio de Obras Públicas previa vista del Fiscal de Gobierno.

El 13 de agosto de 1934 la Fiscalía de Gobierno sugiere se convoque al Director del Museo Provincial Dr. Pablo Cabrera para que se expida sobre "... el valor o mérito histórico que afirma el ofertante de la llamada Capilla de Candonga". Dicha solicitud se formaliza el 17 de agosto de 1934. Además, en la nota, se invita a dar opinión al Registro de la Propiedad, a la Dirección General de Rentas y si fuese conveniente, no descartar el solicitar "... autorización legislativa".

El Presbítero Dr. Pablo Cabrera responde el 20 de agosto basándose en contenidos de su propio libro "Córdoba del Tucumán Prehispana y Proto-histórica" donde se da cuenta del valor histórico tanto de la Capilla de Candonga como de la Capilla de San Vicente. Finaliza con un concluyente: "... no puedo menos que aplaudir la generosa actitud del Dr. Bouquet y formular votos porque ... otorgue el Gobierno despacho favorable al asunto".

Tras el pedido de la Fiscalía, el 22 de agosto y el 12 de setiembre de 1934, también se expresan la Dirección de Rentas y el Registro de la Propiedad. De dicha documentación se extrae que se confirma la genuina propiedad de dichos bienes por parte del Dr. Bouquet y que las tierras están libres de gravámenes y con los consiguientes impuestos al día.

Una vez centralizadas todas estas respuestas en el Departamento de Obras Públicas, el 18 de setiembre de 1934, dicho organismo se expide aceptando y agradeciendo la donación, designa con poder especial del 6 de octubre de 1934 al Dr. Guillermo Rhote, en su carácter de abogado de Córdoba en Buenos Aires (sitio de residencia del Dr. Bouquet), para que suscriba la escritura pública de traslación del bien y finalmente, que "... la donación no queda sujeta a condición alguna y que la Provincia no contrae ninguna obligación ulterior".

El 2 de julio de 1935, concluída la escrituración, el Departamento de Obras Públicas deriva las actuaciones a la Dirección de Obras Públicas para que "... se haga cargo de la Capilla de Candonga y proyecte los trabajos de conservación que requiere".

El 11 de julio de 1935, la Dirección de Obras Públicas a través del Ingeniero R. Gil Montero sugiere encargar este proyecto a una comisión integrada por "... el Arquitecto Salvador Godoy profesor de la Facultad de Arquitectura de la Facultad de CEFyN de la Universidad, el Sr. Carlos Camilloni por la Academia de Bellas Artes y un ingeniero que, oportunamente, designaría esta Dirección". La conformación de esta comisión es refrendada el 20 de julio de 1935; sumándose, el 22 de julio de 1935, al ingeniero Raúl Cisneros como representante de la Dirección de Obras Públicas. El 26 de julio de 1935 los tres integrantes de la comisión son notificados formalmente de su designación.

El 10 de setiembre de 1935 el Sr. Enrique Santos presenta una evaluación del estado de los techos de la Capilla consignando que unas 1200 tejas deben ser reemplazadas. Aprovecha además para ofrecer sus servicios e incluso, la disponibilidad de camión.

El 7 de noviembre de 1935, la Dirección de Obras Públicas reproduce un detalle pormenorizado de las tareas a efectuar para enfrentar la recuperación de la Capilla; la presentación incluye un detalle de los costos parciales de cada una de dichas tareas y los totaliza en un monto de $ 17500 m/n; aclarando que el mismo,  "... no es susceptible de una apreciación exacta".

La Dirección eleva a la superioridad, el 11 de noviembre de 1935, la solicitud que se la autorice a iniciar las obras dividiéndola en dos etapas: una por $ 4100 m/n cuyos recursos sean asignados sin licitación utilizando sobrantes de la "... orden de pago 1242". Estos remanentes corresponden a una partida de $ 40000 m/n que, el 18 de setiembre de 1935, había sido asignada por el Gobernador de la Provincia para el mantenimiento de "... edificios fiscales y construcción de pizarrones murales, comprendiéndose en dicha suma, personal, materiales, inspección y combustibles". La segunda etapa, por $13400 m/n, se propone sea trasladada al ejercicio 1936 con su consiguiente licitación.

El 3 de diciembre de 1935 se invitan a Alejandro Amuchástegui, Francisco Burgos, Belarmino Torres, Tomás Ferreyra y Antonia Farías de Bonacuesto para hacerse cargo de trabajos de consolidación de la pared sur de la Capilla y la extracción de restos inhumados.

Iniciadas las obras, al 31 de enero de 1936, se habían agotado los recursos provenientes de la orden de pago 1242. Solamente se habían podido disponer de $ 272,10 m/n, con lo cual se solicita un refuerzo de los $ 3827,90 m/n faltantes "... a más el 10% para gastos de inspección $ 382,79 m/n, o sea un total de $ 4210,69 m/n". La solicitud invoca que "es urgente la habilitación de los fondos expresados pues ... los trabajos están en curso y sin terminar".

El 2 de marzo de 1936 el Poder Ejecutivo de la Provincia toma formal posesión de la Capilla procediendo a un meticuloso inventario de la misma. Dentro de la documentación que adjuntamos amerita detenerse en este documento por la pormenorizada descripción de los elementos relevados. Según la actuación el capataz de la obra, Sr. José P. Damoli, asume la responsabilidad de su custodia.

El expediente de toda la gestión incluye una colección de fotografías del estado de la Capilla poniendo de manifiesto sus urgentes necesidades para su recuperación.

El 16 de junio de 1936, se da cuenta del destino de los bienes recogidos de la Capilla así como los que permanecerán en la misma para lo cual se solicita se asigne a alguien para que "... se haga cargo de su custodia y cuidado".

Luego de la restauración

En el diario Los Principios de Córdoba, del sábado 8 de mayo de 1937, se publicaba la carta de don Juan Kronfuss que, dirigida al director del diario, exponía su preocupación por el daño infringido al bello monumento de resultas de dicha “restauración”.

Dice Kronfuss: "Un turista me pregunta en una carta, que para qué han servido los seis escalones que existen al lado de la capilla de Candonga, que terminan contra la pared exterior de la misma, sin puerta u otro elemento que justifique su existencia.

Sabiendo que el gobierno ha encarado la restauración de la citada capilla a un 'arquitecto' me extraña sobremanera la fotografía que acompaña la carta, por lo que fui personalmente a observar como ha quedado después de la restauración.

En realidad, he podido comprobar que la pregunta tenía su razón de existir.

La escalinata que antes conducía al campanario para llamar a los fieles, no existe más. La han sacado, dejando como una nota fuera de tono, seis escalones que terminan contra la pared.

Para qué poner en ridículo a nuestros antepasados, con una 'restauración' que quita todo valor cultural a una reliquia de ayer, y deja abierta la pregunta de ¿cómo ha sido posible llegar hasta el campanario sin existir escalera para ello?

En mi libro [ARQUITECTURA COLONIAL en la ARGENTINA] se ve en la parte respectiva, que la escalera doblaba a la izquierda y era posible subir al campanario, cosa que después de la 'restauración', ya no puede hacerse.

No quiero entrar en detalles sobre esta restauración de manos inexpertas y un criterio pobrísimo, pero creo que gana algo en aspecto, una capilla antigua, al ponerle un techo flamante, y menos habiendo tantas tejas en buen uso y baratas, producto de demoler casas antiguas y que guardan el color y aspecto de una verdadera cosa colonial.

Pero lo que da la motor desagradable sorpresa a un buen cristiano, es que 'el arquitecto' (?)  ha sacado la cruz del campanario de la capilla, haciendo desaparecer en esta forma la impresión de que nos encontramos frente a una obra católica del pasado.

Es por eso que a la capilla de Candonga ya no debe hacérsela figurar en las guías de turismo por que ha perdido el encanto de su pasado glorioso, como pierde la mariposa su belleza al sacarle los colores de las alas.

Dejar morir en ruinas bellas e imponentes, estas obras del pasado, es preferible a sacarles el encanto y ponerlas en ridículo con una 'restauración' de esta categoría.                

Puede apreciarse en los dibujos adjuntos el estado actual de la escalera contra la pared, y también en la forma en que debió haber sido lógicamente encarado el problema a fin de resolverlo de acuerdo s su forma, viéndose así el aspecto del 'ayer' y del 'ahora'.”

 


Fuentes:
"Capillas y Templos"│Ricardo Muela / Aldo Campana
http://www.capillasytemplos.com.ar/aguadeoro-candonga.htm?fbclid=IwAR1mu5aGaPW0_A-eeB8gpQj-e-cmUhhKVWSY9PvDoHsN_3222zIhnzbsKFc

De "Asuntos Varios/Obras públicas 1921-1937-Tomo 7 del Archivo de Gobierno de la Provincia de Córdoba"

Procesamiento de datos → Capillas y Templos│Ricardo Muela / Aldo Campana, sobre la documentación del proceso administrativo que se inicia con la oferta de donación de las tierras y la Capilla al Estado Provincial que incluyese la restauración del antiguo e histórico edificio religioso
Enlace → https://www.capillasytemplos.com.ar

 

 

Ultimas imágenes publicadas

Envíenos sus imágenes!

Agregar archivos
1000 caracteres restantes
fdab570681270a57d9b892246861dd0d.jpg
9b22a357230a1303f7bac08d810d2a1a.jpg
ba702e6dead8553e7a5ca0b5c814b890.jpg
9e6b19da6c27d2e3e6ca9ec90b166731.jpg
3404b1eefab3fe5e73e13fe6c723ac7b.jpg