Molet

Postal de época. Córdoba - Dique Molet. S/f.
Córdoba, República Argentina.

(SD│Sébastian Delcampe)(Foto 137_001 Tita1. Gentileza Sébastian Delcampe)

Córdoba│Dique Molet

Enclavado en un paisaje de singular belleza de las sierras cordobesas, el Museo Usina Molet es un espacio cultural y de recreación que habla sobre la historia de la electricidad y sobre los fenómenos eléctricos, su medición y trasformación.
La cuenca del río Suquía fue el escenario donde se instalaron las primeras usinas hidroeléctricas que generaron la electricidad para la ciudad de Córdoba. La primera fue Casa Bamba en 1897, luego se construyó Molet en 1901, la Calera en 1911 y por último la central San Roque de 1959. Entre estas usinas, Bamba y Molet representan dos hitos en la generación hidroeléctrica por su historia y significación. Ambas quedaron fuera de servicio en la década del sesenta del siglo pasado y constituyen un valioso patrimonio industrial que merece el rescate y puesta en valor.

Breve historia de la usina Molet
En 1899, Alfredo Molet instaló en el actual predio de la usina una fábrica de carburo de calcio, elemento que por esos días comenzaba a utilizarse en el alumbrado. Para hacer funcionar los hornos de la fábrica, Molet necesitaba energía eléctrica. Con ese objetivo, obtuvo la concesión para generar energía con las aguas del río Suquía.
En 1978, el ingeniero Juan Arturo Alippi, reconocido docente de la Universidad Nacional de Córdoba reseñó respecto al sitio, al edificio y al equipamiento de la fábrica de Molet :
“El establecimiento comprende tres grandes naves construidas con mampostería de piedra sobre la margen derecha del río, junto al dique. Apenas sobreelevada por encima del nivel de las aguas, una de estas naves es la casa de máquinas donde instalan dos turbinas Francis de 550 HP y dos grupos menores, Hércules Progress, de 125 HP.
En un plano más elevado la sala contigua alberga los hornos de planta cuadrada y boca de carga abierta en la parte superior, donde el calentamiento por arco voltaico permite transformar la mezcla de cal y carbón en el producto final de esta industria de Córdoba, que pone un jalón en el desarrollo del aprovechamiento hidroenergético”.

Energía en envases de 50 Kg.
El carburo de calcio es un compuesto de cal y coque que se utilizaba, entre otras aplicaciones, para alumbrado artificial, en reemplazo de las velas, el kerosene o el petróleo.
El representante legal y apoderado de Molet fue el abogado Juan Bialet Massé. Optimista, emprendedor y confiado, al referirse a la fabricación de carburo de calcio decía:
“La fuerza viva del agua se transforma en electricidad.  Ésta, elevando los componentes a 3.000 grados centígrados de calor, sustituye el oxígeno de la cal viva por carburo y se forma el carburo de calcio; éste se envasa, se lleva a 100, 1.000, 3.000 leguas de distancia y se pone en contacto con el agua, que devuelve el oxígeno al calcio y combinando el hidrógeno con el carburo forma gas acetileno el cual se convierte en luz. En resumen, se va al dique San Roque, se cosecha la fuerza, ni más ni menos que si fueran chatres o colaciones. Uno de tantos milagros de la química moderna”
“...El gas común de hulla fue perseguido como un facineroso, la luz eléctrica declarada primero inservible... la coquetería la rechazaba... pero al pobre carburo lo han escupido, lo han declarado anarquista... Sin embargo, tan puro, tan blanco, tan brillante... y cuando lo produzcamos en Córdoba... echará a la hedionda vela de sebo a la basura...” (Publicado en diario Los Principios, 21 de abril de 1899).

La fábrica de carburo
En setiembre de 1900 se habían terminado los trabajos en la represa y un año más tarde se abrió la parte hidráulica de la obra. En 1902 comenzó a funcionar la Compañía Molet de Carburo de Calcio. En 1905 y por disidencias con sus socios, Alfredo Molet les vende sus acciones y abandona el directorio de la empresa.
La fábrica, con el nombre de Compañía Argentina de Carburo de Calcio, continúa sus actividades hasta el año 1909. Ese año se vendieron las instalaciones y la concesión para generar electricidad a la Compañía General de Electricidad. La producción de carburo de calcio duró sólo un año más, aunque los hornos perduraron hasta 1917 aproximadamente.

Sólo electricidad
El verdadero interés de la Compañía General de Electricidad por la fábrica de Molet era la concesión para la generación de energía.
A comienzos del siglo XX, eran dos las compañías que abastecían de electricidad a la ciudad de Córdoba: The Córdoba Light & Power (conocida como la Compañía de Luz y Fuerza, de capitales estadounidenses) y la Compañía General de Electricidad (de origen británico).
En 1912 se amplió la potencia de la usina a 1,2 MW. Un año más tarde, la Compañía General construyó una central térmica sobre la calle Mendoza de la ciudad de Córdoba (la actual Vieja Usina). En 1928, la empresa adquirió a la empresa local Martinez y Giró otra usina hidroeléctrica que funcionaba en Villa Belgrano, a pocos kilómetros del centro de la  ciudad (cercana al lugar donde actualmente se encuentra el Estadio Córdoba).
De esta manera, la Compañía General conformó un sistema interconectado con las tres usinas para el suministro de energía a la ciudad de Córdoba. Su servicio se complementaba con el que prestaba su competidora, la Compañía de Luz y Fuerza, que a su vez contaba con las usinas hidroeléctricas de Bamba y La Calera, además de una central térmica ubicada en  la calle La Tablada y Tucumán de la ciudad de Córdoba, donde actualmente se encuentra el Edificio Central de la Empresa Provincial de Energía de Córdoba.

Servicio Público del Estado
En línea con la política nacional, en el año 1946 se determinó el fin de las concesiones otorgadas a las compañías General y de Luz y Fuerza. A partir de ese momento, el Servicio Público de Electricidad se transfirió al estado provincial. Para su gestión se creó la Comisión Administradora del Servicio Público de Electricidad, CASPE.
El 30 de octubre de 1949, por ley provincial, la CASPE se convirtió en un organismo autárquico: el Servicio Público de Electricidad de Córdoba, SPEC. La actual Empresa Provincial de Energía Córdoba se creó por Ley el 31 de diciembre de 1952 y comenzó sus funciones el 1º de abril de 1953.
La usina Molet se mantuvo en servicio hasta 1964, aproximadamente. La nave donde estaban los antiguos hornos sirvió de taller y depósito de materiales para el mantenimiento de las líneas eléctricas de las sierras, aún después que la Central quedara fuera de servicio.
Durante la década del setenta, en vísperas al Mundial de Fútbol de 1978, se completó y pavimentó el tramo de la ruta E 55 que une a la localidad de La Calera con el Dique San Roque. Fue entonces que surgió la idea de instalar un museo de la electricidad en la vieja Usina Molet.
Esta idea recién tuvo concreción el 18 de mayo de 2005 con la inauguración del Museo Usina Molet.

(Fuente → https://www.epec.com.ar/molet/educativo/molet.pdf)(Museo Usina Molet → https://www.epec.com.ar/molet/index.html)

Ultimas imágenes publicadas

Envíenos sus imágenes!

Agregar archivos
1000 caracteres restantes
fdab570681270a57d9b892246861dd0d.jpg
9b22a357230a1303f7bac08d810d2a1a.jpg
ba702e6dead8553e7a5ca0b5c814b890.jpg
9e6b19da6c27d2e3e6ca9ec90b166731.jpg
3404b1eefab3fe5e73e13fe6c723ac7b.jpg