Malagueño

Una vista de la estación del ferrocarril y de las canteras de mármol y cal en Malagueño. Circa 1889.
Malagueño. Córdoba, República Argentina.

(BHPE│Bosquejo histórico, político y ecónomico de la provincia de Córdoba / Santiago Albarracín, 1889)

Malagueño

El 28 de Julio de 1886, la ciudad de Malagueño, que en ese momento se constituia como pueblo en desarrollo, dio lugar a su primer trazado urbano.
El mismo fue realizado por Gustavo Van Sevene, allá por 1886. Por aquel entonces, la principal actividad económica de esta localidad – la extracción de piedra caliza y producción de cal-, había adquirido relevancia a nivel nacional. La demanda de cales y piedras para el sector de la construcción y de las obras públicas ubicaron a esta ciudad como una de las principales proveedoras. El tendido de la primera línea férrea a Malagueño, contribuyó en este proceso.
En 1883, la sociedad “Ferro-Carril á Malagueño”, integrada por los empresarios Santiago Temple, Wenceslao Tejerina, Natal Crespo y Estanislao Ferreyra, obtuvieron del Gobernador de Córdoba, el permiso para la construcción del ramal y la estación. Argumentaban que “dicho ferrocarril facilitaría el transporte de cales y demás productos naturales y agrícolas de la región, además de propender al surgimiento de nuevos establecimientos industriales al costado de la línea proyectada y que los productos transportados vendrán a acrecentar el movimiento del Central Argentino, puesto que ellos, en su mayor parte iban a ser consumidos en el Litoral”.
Doña Martina Cabezón de Ferreyra, propietaria de estas tierras, inició el loteo de terrenos “para formar una Villa”. Es por ello, que también se mencionaba a Malagueño como “Villa Ferreyra”.
Los documentos de esa época que se aún se conservan, indican que “… al pié del Cerro Grande hacia el naciente hay dos hornos de sistema moderno; una casa (que ocupó don Juan Fleurin con su familia), otra ocupada por don Juan B. Cometa y familia y seis ranchos ocupados por los peones. También hay un pozo de balde. Al poniente hay (sic) el Ojo de Agua de Malagueño, tres ranchos más y, un poco más retirado hay dos ranchos y un horno más de sistema antiguo. Todos los ranchos anotados están ocupados por los peones que trabajan en los hornos y canteras del Establecimiento Malagueño (…)
Resumen:
• Habitaciones: 25
• Hornos: 7
• Administradores: 2
• Peones: 37
• Pozo de balde: 1 *

La importancia de la explotación minera y la llegada del ferrocarril contribuyeron a otro proceso fundamental para comprender la historia de Malagueño: las migraciones.
La demanda de mano de obra para cubrir puestos en la calera de don Martín Ferreyra, no exigía de especialización. Picapedreros, barreteros, caleros, trituradores, foguistas eran muy solicitados. Entonces, comenzaron a llegar desde distintos puntos del interior provincial y nacional, hombres expulsados por la precaria situación económica de sus regiones. Algunos llegaron solos; otros, trajeron a sus familias. Provenían de los departamentos del noroeste de la provincia y también de las provincias del norte (preferentemente, santiagueños, riojanos y catamarqueños).

Años después, Malagueño comenzó a recibir a los inmigrantes que masivamente arribaban a nuestro país en busca de mejores oportunidades. Vinieron desde España (especialmente de la provincia andaluza de Almería), de Italia ( Sicilia, Nápoles, Cerdeña, Trento y en menor medida del Piamonte), de Polonia, de Croacia y en menor medida, de Lituania, Hungría, Alemania. A mediados del siglo XX, se acentuó la migración desde países limítrofes, siendo preponderante la inmigración de bolivianos y chilenos.
De esta manera, la localidad de Malagueño fue tomando lentamente, fisonomía de poblado. El núcleo urbano se formó a partir de la Plaza Manuel Belgrano, situada estratégicamente, frente a la Estación Ferroviaria, al Cerro Grande y a los hornos para quemar cal. La Capilla Nuestra Señora de Nieva, construida en 1904, la primera escuela pública y la Subcomisaría (1883), formaban parte del trazado primigenio.

Si bien se ha tomado como fecha histórica, la del Primer plano urbano, Malagueño es muy antiguo. Las pruebas documentales retrotraen al período colonial, donde prosperan las estancias que, de algún modo constituyen antecedentes de núcleos urbanos: Malagueño, Yocsina, Lagunilla, Calderón, Falda de Cañete, Falda de Ochoa. Los censos y padrones de aquel período consignan datos filiatorios de familias enteras (de condición libre o esclava), que servían en los establecimientos rurales de entonces.-

Lic Sonia Sincich. Subsecretaria de Educación y Cultura. Municipalidad de Malagueño • Archivo Histórico Provincia de Córdoba. Legajo 6 expediente 2 folio 36. 1886)

(www.infoguiamalagueno.com.
ar/index.php)

Ultimas imágenes publicadas

Envíenos sus imágenes!

Agregar archivos
1000 caracteres restantes
fdab570681270a57d9b892246861dd0d.jpg
9b22a357230a1303f7bac08d810d2a1a.jpg
ba702e6dead8553e7a5ca0b5c814b890.jpg
9e6b19da6c27d2e3e6ca9ec90b166731.jpg
3404b1eefab3fe5e73e13fe6c723ac7b.jpg