Córdoba y su Monte de Piedad

Dos bonitos Billetes de Lotería de la Caja Popular de Ahorros. Para destacar: el notable colorido de los mismos, y el correspondiente timbrado o sello provincial, establecido por la Ley N° 600 (supongo que una especie de Impuesto al juego). En el primer billete era de 60 centavos, mientras que en el segundo ya era de 2 pesos.
Córdoba ciudad, República Argentina.

(Aporte y texto de Marcelo Ferretti/Posted on November 26 2019)
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=2753820001327822&set=g.173750049424034&type=1&theater&ifg=1

Córdoba y su Monte de Piedad

Nacidas en el norte y centro de Italia en el siglo XV y a iniciativa de los franciscanos como una forma de combatir la usura, los Montes de Piedad (del italiano Monte di Pietà) y también llamados en singular montepío, eran entidades benéficas donde los pobres podían obtener sumas en valores empeñando sus pertenencias y así satisfacer sus necesidades más primarias.
Por entonces era usual que los prestamistas cobraran intereses muy altos por los créditos, en el orden del 50% al 200%, con lo cual el acceso al crédito estaba vedado o era muy restrictivo en cuanto al pago de los compromisos o estaba a merced de la usura para los agricultores, artesanos, pequeños comerciantes y los pobres. La palabra Monte hacía ya referencia a una caja pública o una masa metálica de dinero. Las ciudades estados italianas habían instaurado Montes desde el siglo XII para afrontar necesidades financieras o de obras públicas. La denominación de Piedad (di Pietà) se agrega para diferenciarlas de otros tipos de Montes, ya que cumplían fines caritativos y benéficos.
Los Montes de Piedad atendían las demandas de las clases sociales más necesitadas de protección, a través de la concesión de préstamos gratuitos sin interés, garantizados con alhajas y ropas, e intentando con ello suavizar los abusos de la usura. Para conseguir su finalidad, el Monte de Piedad necesitaba recursos, que obtenía sobre todo de la captación de depósitos en metálico. También obtenía fondos provenientes de limosnas, de ayudas de la Corona y de celebraciones religiosas. Con ello se formaba un fondo común.
No obstante, estos recursos pronto se manifestaron insuficientes y se hace necesario cobrar intereses, hecho que supuso críticas dentro de la Iglesia Católica. Estas críticas no serían atemperadas hasta que el Concilio de Letrán V en 1515 se admitió la posibilidad de establecer un moderado interés por los préstamos prendarios. El Concilio de Trento (1545-1563) proclamó el carácter benéfico de los Montes de Piedad. En el siglo XVIII, los Montes de Piedad están patrocinados por la iniciativa real, manteniéndose la inspiración benéfico-religiosa de su funcionamiento. En Francia, no se establecieron montes de piedad hasta 1777 pero la Revolución destruyó la especie de monopolio que ejercía aquel establecimiento y de ahí la aparición de innumerables cajas de préstamos en que se cometían enormes usuras.
A medida que las circunstancias socioeconómicas fueron cambiando, se crearon en los propios Montes de Piedad las cajas de ahorros, para fomentar el ahorro entre las clases más humildes. El concepto de Caja de Ahorros no aparecerá en Europa (concretamente en Gran Bretaña) hasta la segunda mitad del siglo XVIII, fundado en el pensamiento de Jeremy Bentham (1748-1832). Bentham considera las cajas de ahorros como un instrumento de mejora de las condiciones de vida de las clases trabajadoras, a través de la remuneración del ahorro, lo que proporcionaba un nivel de seguridad económica superior. El rechazo protestante a los planteamientos piadosos de los Montes de Piedad da lugar a la fundación de las cajas de ahorros en la segunda mitad del siglo XVIII y a su posterior expansión. Las primeras se fundaron en Alemania durante la segunda mitad del siglo XVIII (Brunswick 1765 y Hamburgo 1768) y paulatinamente empiezan a reemplazar los Montes de Piedad.

Córdoba y su Monte de Piedad
En Córdoba se había ensayado otorgar préstamos sobre algunos inmuebles a través de instituciones bancarias particulares, hasta que el Estado resolvió asumir una mayor responsabilidad para facilitar la obtención de dinero necesario para sus aprietos a quienes quisieran empeñar alhajas o prendas. Así, comenzó a trabajar en la formación de una entidad donde pudieran converger dichos fondos. Finalmente, en Octubre de 1882 y durante la gobernación del Dr. Miguel Juárez Celman, se promulga la Ley Nº 1359 disponiendo la fundación de un establecimiento de préstamos sobre prendas, denominado Monte de Piedad.

Banco Hipotecario de la Provincia
En Mayo de 1886 asumía la gobernación el Dr. Ambrosio Olmos, quien planteó la conveniencia de elevar el Monte de Piedad a la categoría de Banco Hipotecario Provincial, autorizado a emitir cédulas hipotecarias desde 1884. Esto se formaliza por Ley el 14 de septiembre de 1888, durante la gobernación Echenique.
La posterior quiebra financiera general (1890) arrastró a la bancarrota también a la entidad, cuya administración pasó a manos del Banco de la Provincia mediante Ley del 6 de Julio de 1895, quedando el Monte de Piedad exclusivamente para el empeño de prendas. En lo sucesivo se denominó “Monte de Piedad de la Provincia”.
Banco de Préstamos
El 29 de Agosto de 1921 la Legislatura de Córdoba sancionó la Ley 3046, que modificaba la anterior 1359 de creación del “Monte de Piedad” cambiando su denominación a “Banco de Préstamos de la Provincia”, y categorizándolo como entidad de Derecho Público de la Provincia, con personería jurídica, administración y patrimonio propios, creado con el fin predominante de ayuda social. Dicha Ley define las operaciones a realizar por el Banco, tales como acordar préstamos pignoraticios sobre alhajas, piedras preciosas y objetos muebles de valor corriente; préstamos sobre útiles de trabajo; recibir en guarda títulos, alhajas, oro, plata y valores; hacer anticipos sobre jornales devengados; acordar créditos del importe de tres meses de sueldo a empleados nombrados efectivamente, etc.

Durante los años en que la Institución funcionó, se trabajó constantemente en conferirle proyección social, finalidad última para la que fue fundada; se procuró gestionar recursos para mantener sin inconvenientes sus finanzas y así fue como logró atravesar épocas económicas muy difíciles prestando sus servicios de modo eficaz.

Caja Popular de Ahorros
El 6 de marzo de 1920, el decreto N°3152 del gobernador Núñez crea la Caja Popular de Ahorros, para dar respuesta a los reiterados reclamos de un sector hasta entonces no satisfecho con legitimidad por las autoridades: ancianos, madres, huérfanos y viudas. Con su producido la entidad debía sufragar los gastos originados por la creación, entre otros, de auxilios a la vejez y a madres, y la protección a viudas y huérfanos. Para ello y como modo de dar recursos a la caja, se autorizó el funcionamiento de la LOTERIA. Con esa finalidad y por el término de tres años, se alquiló una vivienda en calle Buenos Aires 155-161. El 1 de Octubre, en su planta baja y primer piso, se realizó el primer sorteo con la presencia de los “niños cantores” que desde entonces han participado en los sorteos de la Lotería de Córdoba.

Sede propia
Una de las principales aspiraciones de los directivos de la Caja Popular de Ahorros fue contar con sede propia, donde desarrollar actividades con mayor comodidad que en el inicial local de calle Buenos Aires. Así, se encargó el proyecto de construcción al arquitecto Jaime Roca: a comienzos de 1929 ya estaba concluido el edificio sito en 27 de Abril 185 donde actualmente funciona Lotería de la Provincia de Córdoba S.E.

Banco Social
Desde los inicios de la creación de la Caja Popular de Ahorros hasta hace más de dos décadas, país y provincia avanzaron en todos sus órdenes. Las instituciones sufrieron modificaciones en estructura y mecanismos, siendo preciso adecuarlos a la dinámica que los tiempos demandaban. Sería largo enumerar la serie de iniciativas con que se intentó adecuar el Banco de Préstamos de la Provincia y la Caja Popular de Ahorros modificando, incluso, algunas de sus funciones. Pero ello no bastaba para alcanzar el formato más conveniente, por lo que en 1971 se solicitó al gobierno nacional autorización para dictar la ley creadora del Banco Social de Córdoba.
Desde el comienzo se tuvo la certeza de que era preciso dotar al Banco Social de suficientes fuentes de ingresos para conseguir un desempeño independiente. Es así como presenta la facultad para 1) emitir billetes de lotería -lo cual era ya realizado exitosamente por la Caja Popular de Ahorros-, y 2) explotar juegos de azar, lo que se puso en práctica para asegurar un ingreso suficiente a las arcas de la institución que en ritmo regular y con una severa administración jamás podrían verse comprometidas.

Pero tratándose de una institución descentralizada y autárquica -agente financiero del Ministerio de Acción Social y por extensión de la Provincia-, puede decirse que lejos de agotarse su función social al satisfacer requerimientos de desprotegidos por medio de auxilios a la Vejez o Invalidez o de subsidios y otras ayudas graciables o reintegrables de los que es agente pagador del estado, tampoco concluyó al concretar los aportes que luego se canalizaban a través del Ministerio de Acción Social y sus órganos dependientes. Es más, incursionó incluso en el ámbito de las familias para alcanzar o acondicionar la vivienda propia. Hizo lo propio en apoyo de pequeños comerciantes y unidades de producción e industrias medianas que, a la vez, contribuían al desarrollo local y generaban fuentes de trabajo para la población.

Para tal fin contó con numerosas sedes en puntos estratégicos para una mejor distribución de sus propósitos, y numerosas filiales asentadas en ciudades y poblaciones del interior de la provincia donde se extendió la presencia del banco, que ofrecía los mismos servicios con idéntico entusiasmo, en una cobertura eficiente y adaptada a las necesidades de cada lugar.

Lotería de la Provincia de Córdoba S.E.
La crisis de finales de 1994 -que afectó a todas las entidades financieras- sumada a la crisis bursátil de los países asiáticos ocurrida tres años más tarde y extendida a todas las economías emergentes, más el proceso de globalización de la economía mundial obligaron a los gobiernos de todos los países a adoptar medidas para reducir riesgos e incertidumbres. La coyuntura económica y financiera que vivía la Provincia de Córdoba hizo pensar en la necesidad de reestructurar y transformar la banca provincial a fin de lograr una más eficiente asignación y distribución de recursos de las instituciones.
El objetivo apuntaba a que la Provincia contara con medios y recursos necesarios para promover el financiamiento –a través de un solo Banco- de todas aquellas actividades y emprendimientos o relacionados al desarrollo provincial, y consolidar y sanear la situación financiera de los bancos (Provincia de Córdoba y Banco Social. Así, el 2 de Noviembre de 1997 y por Decreto N° 2148 del Ejecutivo Provincial el Dr. Ramón B. Mestre, por entonces Gobernador de la Provincia dispone la fusión por absorción del Banco Social de Córdoba por parte del Banco de la Provincia de Córdoba.
A principios de 1998 el Banco Social de Córdoba obtiene del Banco Central de la República Argentina la revocatoria de su autorización para funcionar como entidad financiera, transfiriendo activos y pasivos al Banco de la Provincia de Córdoba, a excepción de bienes muebles y activos afectados a las actividades vinculadas con los juegos de azar, asignados – con todas las atribuciones y derechos a que hubiere lugar – a una nueva entidad denominada Lotería de la Provincia de Córdoba Sociedad del Estado, creada por Ley Nº 8665 (24/12/97).

Lotería de la Provincia de Córdoba Sociedad del Estado comienza a funcionar a partir del 1º de Abril de 1998 en el edificio de 27 de Abril Nº 185, estableciendo doce delegaciones en el interior provincial, y una en Capital Federal. Esta Sociedad tiene por objeto la organización, dirección, administración y explotación de juegos de azar, en particular loterías, casinos, rifas, tómbolas, bonos de contribución y actividades concurrentes y afines.

(www.loteriadecordoba.com.a
r/)(WF INC.│Wikimedia Foundation, Inc.)

Ultimas imágenes publicadas

Envíenos sus imágenes!

Agregar archivos
1000 caracteres restantes
fdab570681270a57d9b892246861dd0d.jpg
9b22a357230a1303f7bac08d810d2a1a.jpg
ba702e6dead8553e7a5ca0b5c814b890.jpg
9e6b19da6c27d2e3e6ca9ec90b166731.jpg
3404b1eefab3fe5e73e13fe6c723ac7b.jpg