Fuerza Aérea│Fábrica Militar de Aviones

Formulario del año 1962, mediante el cual se solicitaba a DINFIA - Fábrica Militar de Aviones- incorporase al peticionante, en el registro de aquella época en un programa de compra de Moto Puma, que permitía una financiación altamente conveniente, mediante sistema de descuento mensual sobre los haberes del solicitante.
En este caso, el documento parece acompañar la operación de compra, con un garante, puntualmente un empleado bancario de aquella época.

Córdoba ciudad, República Argentina.

(Aporte de Eduardo Revenga-Pupi/Posted on February 13 2019)
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10215743116803639&set=g.173750049424034&type=1&theater&ifg=1

La Fábrica de Aviones de Córdoba fue la primera de América Latina. A mediados del siglo pasado se convirtió en un formidable polo de desarrollo industrial que llegó a producir, entre otros, uno de los primeros aviones militares a reacción: el Pulqui I. Esta experiencia sirvió de base para el desarrollo del Pulqui II, un caza excepcional, de los más veloces del mundo.

Fundada en los albores de la aviación, en el año 1927, la entonces Fábrica Militar de Aviones construyó al principio 3 aeronaves bajo licencias europeas, pero ya en 1931, bajo la Dirección del Ing. Militar Bartolomé De la Colina, diseñó y construyó el primer avión nacional, el Ae.C.1, cuyo éxito desencadenó una familia de productos aeronáuticos argentinos hasta fines de la década, ya que en 1939 y 1940 se fabricaron bajo licencia el biplano FW 44J y el Curtiss Hawk 75 respectivamente.

En 1944, tras la asunción del Mayor Ingeniero Juan Ignacio San Martín como Director de la empresa, la fábrica produjo un salto que la llevó a ocupar a más de nueve mil personas en un complejo industrial que a partir de la creación de I.A.M.E. (Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado) en 1952, no sólo construía aviones, motores, hélices y accesorios, sino también vehículos utilitarios, automóviles, tractores y motocicletas. El avión DL 22, de diseño nacional, fue el producto "impulsor" de este importante crecimiento mediante la fabricación de 2 series de 100 aviones cada una. Cabe destacar que la aeronave estaba equipada con el motor "el gaucho" que se fabricaba también en Córdoba.

La fabricación en serie del I.Ae.22 "DL" enmarcado en el Primer Plan Quinquenal, permitió a la FMA tercerizar la fabricación de muchos de sus componentes a empresas privadas, generando de esta manera el nacimiento de unas 107 fábricas y talleres, que luego llegarían a más de 300. El Instituto Aerotécnico (como se llamó la fábrica a partir de 1943) supervisó la transferencia de tecnologías suministrando asesoramiento técnico y soporte económico cuando fue necesario. Ello sentó las bases de la industria que luego posibilitaría la instalación en Córdoba de las primeras terminales automotrices de la Argentina.(Fiat en 1954 e IKA, Industrias Kaiser Argentina)

En 1947 voló el primer avión a reacción diseñado y construido en sudamerica, el I.Ae 27 Pulqui I.

En 1950 realizó su 1° vuelo el I.Ae 33 Pulqui II, un caza tecnológicamente comparable a los mejores de la época, el cual desarrollaba 1.050 kilómetros por hora del cual se construyeron 5 prototipos. Hay que hacer notar que entre 1940 y 1955 no se produjo ningún avión bajo licencia, fueron todos desarrollos nacionales. A partir de la Revolución de 1955, se produce un cambio brusco en los planes de la fábrica y se vuelve nuevamente a intercalar con las producciones propias la fabricación bajo licencia (aviones T-34 Mentor, Morane Saulnier MS 760 Paris, Cessna)
A fines de los 60 salió de la fábrica el IA-58 Pucará, excelente avión nacional de apoyo y ataque ligero que fue exportado a distintos países y aún hoy es utilizado y modernizado por la Fuerza Aérea Argentina.
En 1951 se creó la «Fábrica de Motores y Automotores». En 1952 se formó la empresa «Industrias Aeronáuticas y Mecánicas del Estado» o IAME, reorganizando la actividad en diez grandes fábricas. En 1956 durante la dictadura instalada en 1955, el «Institec» vuelve a llamarse «Fábrica Militar de Aviones» y pasa a depender orgánicamente de la Fuerza Aérea Argentina, para luego, en 1957, pasar a ser la «Dirección Nacional de Fabricación e Investigación Aeronáutica», DINFIA. En 1967 se crea «Industrias Mecánicas del Estado» (IME), hacia donde se transfiere la actividad de producción de automóviles IME funcionó hasta 1980, cuando fue liquidada por instrucción del entonces ministro de economía de la dictadura José Alfredo Martínez de Hoz. En 1995, la empresa «Área Material Córdoba», ex Institec, fue concesionada por el presidente Carlos Menem al conglomerado industrial estadounidense Lockheed Martin Aircraft, abandonando la política de fabricación y desarrollo para concentrarse en las actividades de mantenimiento. Esta situación perduró hasta su recuperación por el Estado Nacional en 2009.

El «Instituto Aerotécnico», sucesor de la FMA, fue decano en el desarrollo tecnológico argentino, diseñando y construyendo los primeros aviones a reacción de Latinoamérica en las décadas de 1940 y 1950, además de haber dirigido el desarrollo de otras industrias nacionales como la automotriz y la aeroespacial.

En 1984 realizó su vuelo inaugural el avión de entrenamiento avanzado IA-63 Pampa, que actualmente se sigue produciendo en una versión modernizada.
En 1995, el gobierno nacional encabezado por el Dr. Menem, entregó la empresa en concesión a la estadounidense Lockheed Martin, uno de los mayores conglomerados mundiales dedicados a la defensa.

La superficie cubierta de la planta creció desde los 8.340 m² en su origen hasta los 24 ha que tiene en la actualidad.

(https://www.fadeasa.com.ar/)(Juan Ignacio San Martin)

Ultimas imágenes publicadas

Envíenos sus imágenes!

Agregar archivos
1000 caracteres restantes
fdab570681270a57d9b892246861dd0d.jpg
9b22a357230a1303f7bac08d810d2a1a.jpg
ba702e6dead8553e7a5ca0b5c814b890.jpg
9e6b19da6c27d2e3e6ca9ec90b166731.jpg
3404b1eefab3fe5e73e13fe6c723ac7b.jpg