La papa de Hortensia

La papa de Hortensia, cuyo nombre real era María Herminia Rodríguez de la Fuente, era una de las tantas que vivieron y sobreviven tomando por hogar las calles.
Podríamos retratarla físicamente como una mujer con los cabellos despeinados, su cara presentaba el rubor de los que beben alcohol de manera abusiva y su nariz ancha contrastaba con la falta de algunos de sus dientes. Solía estar en Av. Col
ón, cercana a los bares más importantes de aquella época como el Munich y su recorrido abarcaba la plaza San Martín, vendiendo a viva voz sus papas de hortensias. Pero este dato no es el que la llevó a destacarse sino, su aspecto poco pulcro y su lenguaje grotesco.
Su modales escandalizaban a la sociedad de aquellos tiempos, ya que sino le compraban o si no le entregaban dadiva alguna provocaba a los transeúntes mostrando sus partes pudendas en plena vía publica. Ofrecía su mercadería, las papas de hortensia, conocedora de la leyenda que reza: ''que en la casa donde crece una Planta de Hortensia la joven soltera no se casará nunca''. Quien mejor que ella para asegurar que el amor solo traía traición y desengaño, al que achacaba todas las desgracias de su vida: ser una madre soltera, una vergüenza para la sociedad de aquella época y un hijo que la había abandonado.
......................................................
A los lados de las vías del ferrocarril que pasan tras el viejo Parque Las Heras (antiguamente Parque Elisa, diseñado por Blaquie Belair) solía haber cruces que señalaban o recordaban accidentes fatales, ocurridos en sus cercanías. Junto a esas cruces, se hallaban nichos u hornacinas para colocar velas ''a las ánimas'' costeadas con las monedas depositadas por los creyentes, depositadas en envases de hojalata, que como alcancías estaban a los pies de dichas cruces.
A estas alcancías, solía arrimarse con asiduidad aquella conocida y popular mujer, que un día lejano apareciera de Córdoba, con su particularisimo pregón: "Vendo cabecitas de papas de hortensia" y que luego le quedaría de apodo.
Pues esa voluminosa señora, autora de tantos dichos y cuentos, nacidos de su excepcional modo de ser y vivir; tenia la costumbre de sacar las monedas que contenía el recipiente de aquella cruz.
Cierto día una vecina la sorprendió en esa situación e indignada por lo que consideraba ''profanación a las cosas del mas allá'', reprochole a la ''Papa de Hortensia'' por su conducta (para ella inconcebible). He aquí lo interesante del caso, la popular ''Papa de Hortensia'', le contestó a su interpelante, que ''no le robaba al finadito'', ni mucho menos. Simplemente le pedía prestado las monedas, tan solo hasta el Domingo próximo, en el que se las devolviera.
No habiendo creído estas palabras de nuestra conocida y popular figura, la vecina se olvido del asunto. Dicen que al pasar los días, llego el Domingo y esa misma vecina, experimentó una gran sorpresa, al comprobar que allí junto a la cruz, estaba la ''Papa de Hortensia''. Pero ahora, estaba devolviendo al finadito las monedas que le había pedido en aquella oportunidad, prestado. No sin antes agradecerle el favor, mientras la iba depositando en la alcancía.
A propósito de la ''Papa de Hortensia'', en la desaparecida Compañía Constructora de Tranvías de Córdoba, cuyos coches dejaron de circular en la madrugada del Martes 9 de Octubre de 1962, existía en su reglamentación un dispositivo estatutario que prohibía el ascenso a sus vehículos de la ''Papa de Hortensia'' u otros personajes de similares características psíquicas.
Son escasos los datos que se conocen de su desaparición, ya que como todos los personajes que deambulan por las calles, son extraños a los que solo les dedicamos unos pocos instantes.
....................................................
Ilustración: Osvaldo Laino.
Humorista gráfico y publicista. Nació en la ciudad de Rosario, Argentina. Publicó en revistas de latinoamérica y USA. Fue el director de la revista Dibujantes.
fuentes:
Revista Mistura
www.revistamistura.com.ar/web/index.php/secciones/especiales/historia/50-la-papa-de-hortensia.html
Córdoba Argentina.com.ar
www.cordobaargentina.com.ar/system/contenido.php?id_cat=43

La papa de Hortensia

La papa de Hortensia, cuyo nombre real era María Herminia Rodríguez de la Fuente, era una de las tantas que vivieron y sobreviven tomando por hogar las calles.
Podríamos retratarla físicamente como una mujer con los cabellos despeinados, su cara presentaba el rubor de los que beben alcohol de manera abusiva y su nariz ancha contrastaba con la falta de algunos de sus dientes. Solía estar en Av. Col
ón, cercana a los bares más importantes de aquella época como el Munich y su recorrido abarcaba la plaza San Martín, vendiendo a viva voz sus papas de hortensias. Pero este dato no es el que la llevó a destacarse sino, su aspecto poco pulcro y su lenguaje grotesco.
Su modales escandalizaban a la sociedad de aquellos tiempos, ya que sino le compraban o si no le entregaban dadiva alguna provocaba a los transeúntes mostrando sus partes pudendas en plena vía publica. Ofrecía su mercadería, las papas de hortensia, conocedora de la leyenda que reza: ''que en la casa donde crece una Planta de Hortensia la joven soltera no se casará nunca''. Quien mejor que ella para asegurar que el amor solo traía traición y desengaño, al que achacaba todas las desgracias de su vida: ser una madre soltera, una vergüenza para la sociedad de aquella época y un hijo que la había abandonado.
..........................
............................
A los lados de las vías del ferrocarril que pasan tras el viejo Parque Las Heras (antiguamente Parque Elisa, diseñado por Blaquie Belair) solía haber cruces que señalaban o recordaban accidentes fatales, ocurridos en sus cercanías. Junto a esas cruces, se hallaban nichos u hornacinas para colocar velas ''a las ánimas'' costeadas con las monedas depositadas por los creyentes, depositadas en envases de hojalata, que como alcancías estaban a los pies de dichas cruces.
A estas alcancías, solía arrimarse con asiduidad aquella conocida y popular mujer, que un día lejano apareciera de Córdoba, con su particularisimo pregón: "Vendo cabecitas de papas de hortensia" y que luego le quedaría de apodo.
Pues esa voluminosa señora, autora de tantos dichos y cuentos, nacidos de su excepcional modo de ser y vivir; tenia la costumbre de sacar las monedas que contenía el recipiente de aquella cruz.
Cierto día una vecina la sorprendió en esa situación e indignada por lo que consideraba ''profanación a las cosas del mas allá'', reprochole a la ''Papa de Hortensia'' por su conducta (para ella inconcebible). He aquí lo interesante del caso, la popular ''Papa de Hortensia'', le contestó a su interpelante, que ''no le robaba al finadito'', ni mucho menos. Simplemente le pedía prestado las monedas, tan solo hasta el Domingo próximo, en el que se las devolviera.
No habiendo creído estas palabras de nuestra conocida y popular figura, la vecina se olvido del asunto. Dicen que al pasar los días, llego el Domingo y esa misma vecina, experimentó una gran sorpresa, al comprobar que allí junto a la cruz, estaba la ''Papa de Hortensia''. Pero ahora, estaba devolviendo al finadito las monedas que le había pedido en aquella oportunidad, prestado. No sin antes agradecerle el favor, mientras la iba depositando en la alcancía.
A propósito de la ''Papa de Hortensia'', en la desaparecida Compañía Constructora de Tranvías de Córdoba, cuyos coches dejaron de circular en la madrugada del Martes 9 de Octubre de 1962, existía en su reglamentación un dispositivo estatutario que prohibía el ascenso a sus vehículos de la ''Papa de Hortensia'' u otros personajes de similares características psíquicas.
Son escasos los datos que se conocen de su desaparición, ya que como todos los personajes que deambulan por las calles, son extraños a los que solo les dedicamos unos pocos instantes.
..........................
..........................
Ilustración: Osvaldo Laino.
Humorista gráfico y publicista. Nació en la ciudad de Rosario, Argentina. Publicó en revistas de latinoamérica y USA. Fue el director de la revista Dibujantes.
fuentes:
(Revista Mistura www.revistamistura.com.ar/
web/index.php/secciones/especiales/historia/50-la-papa-de-hortensia.html)(Córdoba Argentina.com.ar/www.cordobaargentina.com.ar/system/contenido.php?id_cat=43)

Ultimas imágenes publicadas

Envíenos sus imágenes!

Agregar archivos
1000 caracteres restantes
fdab570681270a57d9b892246861dd0d.jpg
9b22a357230a1303f7bac08d810d2a1a.jpg
ba702e6dead8553e7a5ca0b5c814b890.jpg
9e6b19da6c27d2e3e6ca9ec90b166731.jpg
3404b1eefab3fe5e73e13fe6c723ac7b.jpg