Carte de Visite

Foto - Tuysuz. 24 de Sept - 35. Córdoba.
Córdoba ciudad, República Argentina.

(Aporte de Graciela Brasca/Posted on August 16 2019)
https://www.facebook.com/photo.php?fbid=10219963452295035&set=g.173750049424034&type=1&theater&ifg=1

Carte de visite

La tarjeta de visita o carte de visite fue un formato fotográfico para retratos de estudio. Fue patentada en París por el fotógrafo Disdéri en 1854, con el nombre de "carte de visite portrait photographe" (retrato fotográfico en tarjeta de visita).

Actualmente muchos anticuarios, a nivel internacional, utilizan las abreviaturas CdV o CDV, al referirse a retratos del formato carte-de-visite. En Francia, a nivel enciclopédico se utiliza la denominación Photo-carte de visite.

El formato fue utilizado por primera vez por Louis Dodero, en Marsella,​ pero se conoció en París después de patentarlo Disdéri.

Usualmente se positivaba una copia a la albúmina, en papel fino, que se montaba en una tarjeta de papel más grueso. El tamaño del papel fotográfico era aproximadamente de 54 x 89 mm montada sobre una tarjeta de 64 x 100 mm. En 1854, Disdéri también había patentado un método para separar negativos en una sola platina, lo cual redujo los costos de producción. Con el método se obtenían ocho tomas en un mismo negativo de vidrio, con una cámara de cuatro objetivos.

La tarjeta de visita se demoró en ser ampliamente usada hasta 1859, cuando Disdéri difundió retratos del emperador francés Napoleón III en este formato,​ con gran éxito. El nuevo invento fue tan popular que la moda se conoció como "tarjetomanía", se expandió por toda Europa, luego a Estados Unidos y finalmente a todo el mundo. Los álbumes para coleccionar y mostrar las tarjetas se volvieron habituales en los salones victorianos, y las personas intercambiaban sus retratos en tarjeta. La inmensa popularidad de estas fotografías dio origen a la publicación de fotografías de personas prominentes. Cada fotografía tenía el tamaño de una tarjeta de visita, fueron enormemente populares y se vendían entre amigos y visitantes.

A principios de los años 1870, las tarjetas de visita compitieron con las tarjetas de gabinete, o "tarjetas álbum", que también eran usualmente copias a la albúmina, pero más grandes, montadas en respaldos de cartón de 110 x 170 mm. Todas estas tarjetas fueron populares hasta 1900, cuando Kodak introdujo la cámara Brownie y las instantáneas fotográficas se volvieron un fenómeno de masas.


Antecedentes históricos en Argentina (*)

El daguerrotipo llegó el Río de la Plata cuatro años después de su presentación en París por sus inventores: Niépce y Daguerre.
Muy pronto se difundió por las principales ciudades de Europa y el mundo. A fines de  1839, Hérnico Federico y Carlo Alessandro Jest obtuvieron en Turín, Italia, buenos daguerrotipos en demostraciones públicas, mientras que en Milan arte  hasta comenzaba la fabricación de cámaras bajo la dirección de Alessandro Duroni.
Las imágenes estaban impresas en placas de cobre, cubiertas de plata y protegidas por costosos estuches.

A   partir de mediados del siglo XIX, llegaron a Buenos Aires  varios fotógrafos italianos,  con  conocimientos de física, química y  formación artística en dibujo y pintura.
Durante la primera etapa del daguerrotipo –entre 1840 a 1860– Argentina contó con la presencia de profesionales provenientes de Francia, Alemania, Estados Unidos e Inglaterra, pero desde mediados de la década de 1870 hasta bien entrado el siglo XX la supremacía de los fotógrafos italianos fue casi total.

En la Argentina  se  realizaron daguerrotipos entre 1843 y 1860, pero su alto costo no permitió que tuviera mayor difusión. En 1848,  los diez daguerrotipistas extranjeros que estaban en Buenos Aires realizaban retratos a sus clientes  con honorarios que oscilaban entre los cien  y doscientos pesos, entre 5 y 10 veces lo que ganaba un dependiente de tienda mensualmente.

La fotografía encontró su camino comercial definitivo cuando se bajaron los tiempos de exposición y se consiguió obtener el ansiado retrato fotográfico. A partir de ese momento la retratística posada en los estudios se convirtió en el segmento más redituable del negocio.

Los estudios fotográficos fueron escasos durante la etapa del daguerrotipo, pero cuando el francés Disdéri patentó en 1854 su revolucionaria “carte-de-visite” que permitía al cliente retirarse con doce pequeños retratos en distintas poses por un precio muy inferior al daguerrotipo, los locales se multiplicaron. Entre 1865 y 1870 las cartes de visite, eran utilizadas como tarjetas de presentación, fueron el único proceso fotográfico utilizado en Buenos Aires.

En plena Guerra del Paraguay abundaban los retratos  de  soldados que marchaban al frente. Por  mucho menos que el precio de un daguerrotipo  podían comprar hasta una docena de cartes de visite para repartir entre familiares y amigos. Esto posibilitó la difusión social del retrato fotográfico.

En junio de 1843, en la Gaceta Mercantil, el British Packet y el Diario de la Tarde se publicabanavisos que anunciaban la apertura de una galería de retratos del norteamericano John Elliot. Simultáneamente, la Litografía Argentina, del español Gregorio Ibarra, comunicaba que había recibido de París dos cámaras con todos sus accesorios, para tomar retratos, vistas y planos.

Al mes, Ibarra rifó la cámara y en agosto de 1844, a un año de los primeros avisos de Elliot, estos dejaron de aparecer, por lo que se  cree que,  al no prosperar el negocio,  el fotógrafo abandonó el país.

En 1845,  John Amstrong Bennet, otro norteamericano, abrió la segunda galería de daguerrotipos de Buenos Aires, en calle Piedad 121. A fines de 1845 dejó Buenos Aires para establecerse en Bogotá, donde combinó su actividad de retratista con la de agente del gobierno norteamericano.

En 1846, Thomas Columbus Helsby, que dirigía con su hermano William la galería Montevideana, en la capital uruguaya, realizaba frecuentes viajes a Buenos Aires y ejercía el oficio de retratista itinerante. Con el tiempo, ocupó el estudio de Bennet y, hacia 1850, abrió el mejor estudio de Buenos Aires, en los altos de la calle Victoria 37 . En 1853, junto con su hermano, se estableció en Chile, donde tuvieron galerías de prestigio, tanto en Santiago como en Valparaíso.

En 1852, se instaló,  en la calle Piedad 98, hoy Bartolomé Mitre, Charles DeForest Fredricks, norteamericano que llegó al Río de la Plata luego de haber sido daguerrotipista itinerante en Venezuela, el Brasil y el Uruguay.  Antonio Pozzo se inició junto con De Forest Fredricks. Por su atelier desfiló gran parte de la sociedad porteña. Pozzo fue testigo de grandes momentos. Documentó en 1857 el nacimiento de la primera línea férrea con la primera locomotora argentina “La Porteña”. Retrató al cacique Pincén, prisionero, con su lanza. Y, pagando los gastos de su bolsillo, armó un carromato fotográfico, acompañando a las tropas del general Julio A. Roca en su expedición al Río Negro que terminó con el dominio de los indios en la Patagonia.
Si bien los primeros daguerrotipistas y fotógrafos italianos se radicaron en Buenos Aires y en las principales ciudades del interior, pero poco a poco se fueron estableciendo en zonas cercanas a las  colonias agrícolas. 

Con los gobiernos que sucedieron a Rosas, comenzaron a difundirse las imágenes oficiales, para lo que se combinó la fidelidad del daguerrotipo con la capacidad de la litografía como medio de reproducción masiva.

En 1853, Amadeo Gras, francés, recibió el encargo de Urquiza de  retratar  a los convencionales constituyentes reunidos en Santa Fe. Esos daguerrotipos fueron posteriormente  reproducidos mediante una serie de láminas litográficas publicadas por los editores Labergue, de París, sin que Gras cobrara sus honorarios, vanamente reclamados.

No sólo  en Buenos Aires se podían realizar  daguerrotipos, en 1846 el italiano Aristide Stephani abrió la primera galería en la ciudad de Corrientes, donde actuaron también Anselmo Fleurquin y Joaquín Olarán.

En 1855, el alemán Adolfo Alexander llegó desde  Chile para hacer daguerrotipos en San Juan y Mendoza.
En 1856,  Amadeo Jacques, más tarde rector del Colegio Nacional de Buenos Aires, era daguerrotipista en Santa Fe y Tucumán.
Desiderio Aguiar, sanjuanino,  Fergusson, inglés  y Walter Bradley, norteamericano,  fotografiaban  a las principales familias de ganaderos de Dolores, Chascomús, Campana, Baradero, Salto y Colón.

La mayoría de los trabajos encargados eran retratos, las vistas generales de la ciudad eran escasas. Aquí, como en Europa y Estados Unidos, se retrataron enfermos y muertos. En 1848, Helsby ofrecía a su clientela una imagen exacta de la persona querida, que después se puede copiar a la conveniencia en pincel, guardando así perfectamente las facciones y dándole el aspecto de la vida.

Durante el período de apogeo del daguerrotipo- 1855 y 1858- , hubo una sola mujer retratista, Antonia Annat de Brunet, pintora establecida en 1854 en la calle Cuyo 126. Los demás  retratistas eran varones, tal el caso de   Federico Artigue, Antonio Aldanondo, Bartolomé Bossi, Walter Bradley, Pedro Gartland, Emilio Labore, Francis Meeks, Arthur Terry y Antonio Pozzo.

En 1852, Juan Camaña trajo a Buenos Aires la novedad de los daguerrotipos estereoscópicos, un par de imágenes aparentemente idénticas que, miradas por un visor incluido en el estuche, producían un efecto de relieve. Los fotógrafos parisinos los emplearon masivamente para hacer desnudos femeninos y, en 1851, habían deslumbrado a la reina Victoria en la exposición universal de Londres. Tuvieron escasa difusión por su alto costo.

Después de 1850,  otra técnica dio un nuevo impulso a la naciente fotografía: el ambrotipo. También eran positivos únicos pero su soporte no era el cobre sino el vidrio, lo que disminuyó los costos. La mayoría de los ambrotipos corresponde a retratos.

Hacia la década de 1870 los hermanos Césare e Isaaco Bizioli se establecieron en Buenos Aires. Oriundos de Bérgamo, pronto se ganaron la simpatía de la numerosa colonia italiana. El resultado se puede ver hoy en día; los retratos de Bizioli Hermanos son más numerosos que los de todos sus colegas juntos. El éxito los impulsó a inaugurar una sucursal en la flamante capital provincial de La Plata. Césare patentó en 1872 un interesante invento sobre fotografías coloreadas, promocionadas como “retratos eternos”.

En 1881, durante la “Esposizione Industriale Artística Operari” que patrocinó la Societá Unione Operari Italiani, la participación de fotógrafos peninsulares fue muy importante y varios de ellos fueron premiados por la calidad de sus obras. Podemos mencionar a Saverio Stoppani, Luis A. Pozzi, Pedro Avallone, José Lotti y Cía. y Giovanni Capelli. Estas medallas luego se incorporaron orgullosamente en la publicidad fotográfica.
Arquímedes Imazio, se instaló hacia 1875 en Gral. Brown 126, pleno corazón del barrio de La Boca, retratando con su cámara los humildes inmigrantes genoveses que dieron color y leyenda a este sector portuario.

La elaboración industrial de negativos, o placas secas, y los nuevos papeles al gelatino bromuro de plata marcaron nuevos rumbos a fines del siglo XIX.
En esa época, los fotógrafos también recorrían el país para dejar su siempre valioso testimonio y surgían los reporteros gráficos. Las cámaras populares, el uso del color y la fotografía digital son algunas de las innovaciones del siglo XX.
En agosto de 1944, la galería Witcomb expuso seiscientos daguerrotipos, pertenecientes a colecciones públicas y privadas. Su catálogo, editado por el Instituto Bonaerense de Numismática y Antigüedades, es el inventario más riguroso de las colecciones de daguerrotipos en la Argentina. Reproduce los 242 daguerrotipos y ambrotipos que poseen el Museo Histórico Nacional y el Museo de Luján.

Fuentes
WF INC.│Wikimedia Foundation, Inc.
Comienzos de la Fotografía en Argentina│http://www.revistadeartes.com.ar/revistadeartes%207/historiafotografiaargentina.html
Adelman,  Jeremy, Cuarterolo, Miguel, Priamo Luis, Los años del daguerrotipo. Primeras fotografías argentinas 1843-1870, Buenos Aires, Fundación Antorchas, 1995. http://www.geocities.com/alloni1/historiaesp.htm
Alexander, Abel : Italianos Pioneros de la Fotografía Argentina http://www.geocities.com/abelalexander/ Museo histórico del Norte-Provincia de Salta- Argentina- http://www.museonor.gov.ar/foto.htm

 

Ultimas imágenes publicadas

Envíenos sus imágenes!

Agregar archivos
1000 caracteres restantes
fdab570681270a57d9b892246861dd0d.jpg
9b22a357230a1303f7bac08d810d2a1a.jpg
ba702e6dead8553e7a5ca0b5c814b890.jpg
9e6b19da6c27d2e3e6ca9ec90b166731.jpg
3404b1eefab3fe5e73e13fe6c723ac7b.jpg