Puentes

Postal de época. Córdoba. Puente Centenario. S/f. (Editorial Kapelusz 1867)
Córdoba ciudad, República Argentina.

Puente Juárez Celman, luego Centenario.
─ por Carlos A. Page ─

Al asumir Juárez Celman en la gobernación un despliegue inédito de obras se sucedieron para coronar su mandato y el del puente fue una de sus primeras iniciativas.
Este puente prolongaría la “calle ancha”, arteria que surgió cuando en 1592 se amplió la actual avenida General Paz-Vélez Sársfield para construir la “contra-acequia”, en momentos en que eran escasas las construcciones allí levantadas. Con el tiempo la también conocida “calle de la acequia” fue adquiriendo una nueva fisonomía, principalmente con la construcción del monumental templo de Santo Domingo.
El puente fue inaugurado el domingo 23 de octubre de 1881, quedando entregado al servicio público. En la oportunidad de la ceremonia inaugural y salvando la inclemencia del tiempo, hicieron uso de la palabra el obispo de Córdoba fray Mamerto Esquiú quien bendijo la obra y el ministro de gobierno, ante la amena participación de tres bandas de música. Posteriormente se sirvió un ágape en el extremo norte del puente, donde también hablaron el señor Pablo Lescano en representación del municipio y el ingeniero Dumesnil en su calidad de constructor.
Una vez concluido el gobernador Juárez Celman le encomendó a su ministro Isaías Gil que entregara formalmente el puente a la municipalidad, quien correría a partir de entonces con su conservación y ornato. Sin haberse aplacado los ánimos y la algarahía del acto inauguraL se encargó al ingeniero Dumesnil que delineara el hoy parque Las Heras, ubicado a partir del puente y en la otra margen del río.

El Puente Centenario.
Para los grandes festejos del Centenario de la Revolución de Mayo, Córdoba no podía estar ausente de las obras que por tal motivo se inaugurarían y que contaban con una elevada suma de dinero aprobada por el Congreso Nacional. Era un acontecimiento largamente esperado que alcanzó en el país notables contornos, a pesar de una marcada oposición de sectores que cuestionaban el elevado despilfarro que se haría.
En Buenos Aires, sede central de los festejos. se prepararon seis suntuosos pabellones, además de diversos actos como la inauguración de varias estatuas que conmemorarían a los protagonistas de la Revolución. Las provincias adherían fervorosamente y en Córdoba el gobernador José Antonio Ortíz y Herrera nombró una comisión especial el 19 de octubre de 1909. En el programa de festejos se estableció colocar la piedra fundamental del Asilo de Menores Varones, el puente sobre el río y el monumento a Deán Funes.
De acuerdo a lo establecido por el intendente Ramón Gil Barros el 9 de abril de 1910, se aprobaron los planos, pliegos de condiciores, especificaciones y cómputos para construir un nuevo puente en reemplazo del “Juárez Celman”.
Posteriormente se sancionó la ordenanza del 16 de mayo de 1910 por la que el puente a construirse pasaría a denominarse “Centenario” en reemplazo de “Juárez Celman”. Esta decisión trajo por cierto algunas críticas, además de encarnarse una discutida polémica en momentos en que los miembros del “Comité Electoral del Comercio” recogían firmas para que el puente continuara con la denominación primigenia.
No obstante el Concejo mantuvo su decisión, por lo que se retiró la antigua placa y se colocó una nueva. Quedaba con esta actitud definitivamente borrada la nomenclatura del Juarismo, que no se recataba en estampar sus nombres en la plaza y calle Colón, o el mismo parque Las Heras. Todas estas denominaciones fueron sustituidas por el gobernador Manuel D. Pizarro en 1892, quedando pendiente el nombre del puente y a la espera de mejor ocasión.
En la actualidad el puente “Centenario” conserva su primigenia estampa. Seis arcos rebajados sostienen el tablero, en el que se incluvó angostas veredas de un metro, y que se encuentra recostado sobre las pilas. Estas son de base circular en su extremo inferior y se prolongan hacia la baranda, de balaustres cuadrados, con un marcado almohadillado para establecer una suerte de mirador o balcones. Los arcos en tanto, contienen sus dovelas con almohadillado, destacándose su sobresalida clave, mientras que los riñones fueron revocados y resaltados sobre un almohadillado menos marcado. En el plano original figuran esos riñones con una clara omamentación, pero no sabemos si fue retirada o no se llegó a completar, al igual que otro elemento ornamental que se desliza por las pilas. Cabe agregar que en el vértice que lo une con el parque Las Heras posee una escalinata original que conduce al río.
El puente contiene a su vez uno de sus mayores atractivos en las imponentes columnas de iluminación, concebidas en refinada fundición, de las que se establecieron tres tipos. En primer lugar una a cada lado de ambos ingresos, siendo robustas y ornamentadas columnas de la firma Du Val D’Osne y que en la actualidad solo se conservan una en cada ingreso.

Texto → extracto de "Los Puentes del Suquía"│Carlos A. Page, Colección Historia de la Arquitectura de Córdoba 1997.
(MLP│Marcelo Loeb Postcards)(SKU: 270977698559)(Gentileza Marcelo Loeb)

Los Puentes. Córdoba ciudad. República Argentina.

Según un trabajo de María Elena Núñez Taborda, entre los más de 25 puentes que atraviesan el río en distintos sectores del ejido urbano cordobés, los más antiguos son: La Tablada (ex Barcaldo), Santa Fe, Avellaneda, Juárez Celman/Centenario, Alvear, Olmos/24 de Setiembre y Maldonado. El primero de ellos fue construido a partir de una iniciativa del señor Rodríguez del Busto en 1888. En 1911 se lo remodeló y reforzó para que pudiera pasar el tranvía eléctrico. Dejó de llamarse Barcaldo para denominarse de La Tablada. En la actualidad la estructura de hormigón armado tiene un ancho de calzada de seis metros. Conecta el centro y el Cerro de las Rosas, a través de Bajo Palermo, por la avenida Octavio Pinto. Por esta vía se conecta Córdoba con localidades vecinas como Villa Allende, Unquillo y Río Ceballos. El puente Santa Fe fue construido como consecuencia de la gran afluencia de carretas al viejo Mercado Cabrera. El 4 de abril de 1886, el Departamento de Obras Públicas de la Municipalidad realizó los planos para la construcción del paso vial sobre el río ya que debía estar a una distancia no menor de 5 cuadras del puente Juárez Celman. La obra fue terminada en junio de 1889, uniendo la ciudad con el nuevo barrio San Martín a través de la calle Santa Fe. Más adelante fue sustituido por otro de mayor envergadura y amplitud. El puente es reconstruido en 1956, y llamado luego Gobernador Zanichelli. En diciembre de 1888, la Municipalidad autorizó la construcción de otra estructura sobre la antigua calle Arte u Observatorio, hoy Avellaneda. El paso fue construido de mampostería por el ingeniero Bretón y terminado en 1890. En 1904 fue empedrado. Sus antiguos ocho arcos de mampostería fueron adosados a otros nuevos arcos para su ensanche. Antiguamente sobre el lado sur se ubicaba la Confitería La Blanquita, y al norte con la Tienda Don Pancho. El origen del puente Juárez Celman, luego conocido como Centenario, se remonta a fines de la década de 1870 cuando el ministro de Gobierno de Córdoba firmó un contrato con el ingeniero Dumesnil para la construcción de una estructura sobre el río Primero, en la prolongación de la calle Ancha, actualmente avenida General Paz / Vélez Sársfield. El Gobierno nacional donó algunos materiales y comenzaron los trabajos. El puente de la Calle Ancha fue inicialmente una construcción de madera, con pilares de hierro traídos desde la ciudad de Rosario, fundidos por R. Moss. El 23 de octubre de 1881, quedó inaugurado con el nombre de Juárez Celman. El 9 de abril de 1910, el intendente Ramón Gil Barros aprobó los planos del nuevo puente a construirse en reemplazo del Juárez Celman. Después pasaría a llamarse Centenario, en reemplazo de su primera denominación que fuera hecha en honor al entonces gobernador de Córdoba. Conservando su original estampa, con sus seis arcos rebajados, con sus columnas de iluminación, algunas concebidas en la fundición de Repetto y Sforza, de Rosario y otras en la refinada Du Val D’Osne de París. Conecta actualmente a barrio Cofico al norte y el centro hacia al sur. El puente tiene una balaustrada de cemento con diez balconcillos semicirculares. El 3 de diciembre de 1888, el Concejo Deliberante autorizó la construcción de un nuevo puente en la calle Alvear. Después de muchos inconvenientes el contrato fue rescindido y en 1899 bajo la dirección del ingeniero Francisco Roqué se inauguró la obra con la denominación de puente General Alvear. La construcción soportó muchas crecidas, pero el 9 de mayo de 1980 sus hierros cedieron provocando la rotura de veredas. Esto obligó a las autoridades municipales a refaccionarlo y ensancharlo. Posee cinco arcos que descansan sobre el río, corre de norte a sur. La necesidad de comunicación entre el centro y el barrio General Paz forzó la construcción del puente Sarmiento. La obra tuvo sus comienzos en el año 1870 durante la presidencia del prócer sanjuaninio. Sin embargo, el río descalabró el puente el 26 de julio de 1877, y hubo que reconstruirlo. El material utilizado fue el hierro y en relación al río era angosto y corto. Con el correr de los años se hicieron algunos remiendos. Recién el 10 de setiembre de 1912, los ingenieros Francois, y Urner, entregaron la obra. Algunas de sus columnas de alumbrado reflejan el paso del tiempo, mezcladas con las nuevas. Se accede desde Av. Olmos, arteria que, pasando el río comienza a llamarse 24 de Setiembre.

ANIVERSARIO 439 de la CIUDAD DE CÓRDOBA
Una decena de antiguos puentes cruzan el curso del río Suquía.
La Mañana de Córdoba - Viernes 06 de Julio de 2012.

Ultimas imágenes publicadas

Envíenos sus imágenes!

Agregar archivos
1000 caracteres restantes
fdab570681270a57d9b892246861dd0d.jpg
9b22a357230a1303f7bac08d810d2a1a.jpg
ba702e6dead8553e7a5ca0b5c814b890.jpg
9e6b19da6c27d2e3e6ca9ec90b166731.jpg
3404b1eefab3fe5e73e13fe6c723ac7b.jpg